Arí Maniel Cruz y la actual situación del cine puertorriqueño

El cine de Puerto Rico se encuentra pasando por un momento de incertidumbre. Hace apenas unos meses, habían cinco películas puertorriqueñas en carteleras de la Isla. Hoy en día, no existen fondos gubernamentales para apoyar la industria cinematográfica local. Conversamos con el director Arí Maniel Cruz sobre la actual situación del cine boricua, sus nuevos proyectos, y dos temas muy presentes en sus películas: la identidad puertorriqueña y la diáspora.

La actual situación del cine puertorriqueño

Arí Maniel es uno de los directores puertorriqueños que más ha dado de que hablar en los últimos años. Su primer largometraje, ‘Under My Nails’, ganó el premio a la Mejor Película en el New York International Latino Film Festival en 2012. ‘Antes que cante el gallo’, su segundo filme, fue seleccionado como Mejor Película en el Festival de Cine de Trinidad y Tobago, y también se alzó con el premio Yellow Robin del Curazao International Film Festival Rotterdam (2016). A través de los galardones recibidos y las participaciones en prestigiosos festivales de cine internacionales, Arí Maniel ha logrado poner el nombre de esta isla caribeña en alto.

Lamentablemente, la actual situación del cine nacional de Puerto Rico no está en condiciones para celebrarse. “Hace un año se veía un tipo de cine diferente. Se veía una diversidad de temas, una diversidad de miradas. Eso es lo que busca un cine, que tenga una diversidad, que tenga un cuerpo,” nos comentó Arí Maniel como antesala a la mala noticia: el gobierno de Puerto Rico eliminó la ley de cine.

Ya no hay fondos del estado para apoyar la movida que se venía desarrollando, la cual describe Arí como la de “un cine que incluía la voz femenina seria, que incluía un cine de arte, y un cine más comercial. De momento comenzamos a caminar en una dirección contraria este año. Perdimos el apoyo del estado. Las últimas películas de esa camada son las que van a salir ahora.” Explica también que, de repente, el tipo de cine que está gozando la accesibilidad son las producciones “macharranas, cristianas o de reguetoneros”, porque son los que tienen acceso a un capital inicial.

“Esperamos que pase algo, que de momento podamos, como país, retomar la ley de cine; que podamos reenfocar nuestra industria, y que podamos retomar un cine diverso, que de verdad se parezca a nosotros,” añadió el director.

Coproducciones latinoamericanas

De alguna manera u otra, hay que impulsar el desarrollo cinematográfico y audiovisual de la isla y resumir el movimiento que se estaba logrando. ¿Se pueden buscar otras formas de apoyo? ¿Puede Puerto Rico enfocarse en producir coproducciones con otros países latinoamericanos?

“Eso sería la alternativa, pero tenemos una gran limitación para hacer coproducciones porque Puerto Rico no es un país soberano. Eso automáticamente nos descarta de casi el 90% de fondos de cine mundiales,” nos explica Arí Maniel, añadiendo que Puerto Rico fue apenas incluido al World Cinema Fund de Francia -fruto de 10 años de trabajo- y está tratando de entrar al de Alemania, aunque con dificultades.

Para ponerlo en contexto, Arí Maniel resalta que hacer una coproducción con Puerto Rico es hacer una coproducción con Estados Unidos, lo cual descarta a los cineastas boricuas de los acuerdos que buscan favorecer el cine de los países tercermundistas, o de los países en desarrollo, como Puerto Rico. El tema de las coproducciones quizás se favorece con República Dominicana, que también es una industria naciente, y que según Arí Maniel, tiene un reto similar al de Puerto Rico.

Nos comenta que aunque República Dominicana tiene el favor del público y Puerto Rico no, tienen el mismo problema: “las películas locales que están funcionando allá (Rep. Dom) son comedias macharranas, misóginas, horribles, políticamente y socialmente inadecuadas; no son películas que yo quiero admirar. El hecho de que sean taquilleras no las hace buenas películas. No podemos usar siempre la medida de que el público la favorezca, para imitar o consagrar algo como bueno o malo.”

En papel, se pueden hacer coproducciones, pero lo que enfatiza Arí Maniel es que la falta de soberanía puertorriqueña limita su capacidad de entrar en los fondos de cine internacionales; al igual que la posibilidad de coproducción con países latinoamericanos. En particular, porque al usar el dólar estadounidense, Puerto Rico se vuelve un país sumamente caro para un país latinoamericano.

“De todas las maneras que lo mires,” resume el cineasta, “nuestra situación de estatus colonial nos afecta. Yo siempre digo de broma, -pero lo digo en serio- si tú eres cineasta, y crees en el cine puertorriqueño, pero no eres independentista (movimiento político que busca la independencia de Puerto Rico), tienes una incongruencia de pensamiento, porque solo en la independencia de Puerto Rico nosotros vamos a poder tener una industria de cine. Mientras seamos parte de otro país, no vamos a tener una industria. Es mucho más complicado de lo que parece. El contexto es totalmente político.”

Llamado a la acción

Aunque ‘Under my nails’ fue producida de forma independiente, ‘Antes que cante el gallo’ y la próxima película de Arí Maniel, ‘¿Quién eres tú?’, fueron producidas con la ley de cine de Puerto Rico. Afortunadamente, Arí ya tiene acceso a inversionistas, pero los estudiantes puertorriqueños que acaban de graduarse de las escuelas internacionales de cine, y están regresando a la isla, no tienen muchas vías para realizar su trabajo.

A este grupo de talento joven puertorriqueño, Arí Maniel les tiene una tarea: “Tirarse a las calles y exigir la ley de cine que teníamos, pero mejorada. [Nos] tomó 15 años para aprender a hacer cine, para que una generación se educara, para educar a un público, llegar a donde estamos…y la cortan. [Los jóvenes] tienen que salir a filmar, y en sus películas hablar de esto. Tenemos que quejarnos; por eso es que tenemos que hacer películas de nosotros; porque esto es lo que somos nosotros. Se supone que las películas hablen de nuestros problemas, que reflejen las cosas que nos duelen, no que estemos tratando de hacer películas respondiendo a lo que pensamos que le va a interesar a un mercado.”

El director admite que ‘Antes que cante el gallo’ funcionó y le fue bien porque “no trata de ser nada que no fuera si misma. Si todos pudiéramos tener esa pequeña regla de tratar de ser quienes somos, nuestro cine estaría tan cabr*n. Tendría una diversidad estupenda, tendría un alcance mundial, tendría una identidad que sería bien fácil de respetar, no esta confusión eterna.”

Dentro de este grupo de talento joven, el director boricua resalta una nueva generación “de chicas súper talentosas,” entre las que menciona a Juliana Maité, Raisa Bonnet, Vivian Brookman, y a Carla Cavina. “Yo estoy muy atento a ellas, y vienen con proyectos de largometrajes” nos cuenta Arí Maniel, quien entre otras cosas resalta la “sensibilidad y temas bien femeninos tocados desde un punto bien inteligente” de esta nueva generación de directoras.

Su cine y la identidad

Quien también viene con nuevos proyectos es el mismo Arí Maniel, quien nos compartió su secreto de cómo hacer una película exitosa.

“Mi plan principal siempre es hacer una buena película, sin tomar en consideración los mercados, simplemente tomando en consideración nuestros criterios artísticos. Si haces eso, ya eres exitoso. Y la regla número dos: tener un tema bien particular, que lo hace universal. En el momento que tratas de parecerte a algo,  pierdes la universalidad, porque lo que te hace universal es parecerte a ti. Por eso Almodóvar es universal; Woody Allen, Scorsese, Spielberg. No han tratado de complacer a alguien. Los dilemas humanos son los mismos. Son iguales no importa la historia, la época. Nuestros problemas son universales. La particularidad de quienes somos es lo que nos hace llegarle a las masas.”

‘¿Quién eres tú?’

¿Quién eres tú? es una película bien diferente a lo que yo he hecho antes, una película que nace de la iniciativa de otra persona.” A pesar de que no hubiese escogido hacer esta historia, -Arí Maniel hizo la película por encargo del Dr. Enrique Vázquez Quintana basado en un libro del mismo- dice haber encontrado su propio lugar dentro de la película. “La hice mía. La película que voy a presentar es una representación de quién soy yo como cineasta, sin duda alguna. Toca el tema de la identidad, pero desde la pérdida de identidad.”

‘¿Quién eres tú?’ se estrena el 30 de noviembre de 2017 en Puerto Rico, pero ya Arí Maniel está trabajando en su próximo proyecto.

Trilogía ‘Ceño Fruncido’

En 2018, Arí Maniel cambiará un poco de tono. ‘Ceño Fruncido’ será una comedia de humor negro, para toda la familia, y también supondrá su ‘crossover’ al mercado anglosajón, aunque “raro, porque es en inglés, pero es en el inglés nuestro. Se siente propia.”

“Con la trilogía, estoy volviendo a mi aspecto un poco más rebuscado, en el sentido de la política, dentro de las nociones de la familia. El contexto de la política que vivimos. No me estoy suscribiendo a la política como un hecho partidista, sino me estoy suscribiendo a la noción del ser humano de establecer orden y poderes sociales para poder funcionar, y lo cuestiono desde quien soy como puertorriqueño, hijo de un país no soberano. Si fuera un país soberano, quizás no tendría este tema de conversación, trabajaría otros temas, otros problemas. Pero en el caso mío, la identidad y la falta de soberanía son los temas que más me afectan.”

La trilogía toca un tema muy importante para Arí Maniel: la diáspora. Su padre nació en Nueva York, pero fue criado en Puerto Rico, como tantos otros. Arí, quien también vivió varios años en NY, ve la diáspora como parte de la vida puertorriqueña, especialmente en el contexto latinoamericano,  porque lo que para otros es inmigración, para los puertorriqueños es diáspora. Dentro de ese contexto, es que Arí Maniel dice amarrar esta trilogía.

La primera película que formará parte de la trilogía se llamará ‘The Living Room’, y estará inspirada en la obra de teatro del mismo nombre, del autor puertorriqueño Pedro Pietri. Tratará sobre una familia puertorriqueña ya integrada a la comunidad ‘Nuyorican,’ cuyos miembros se hablan entre sí en inglés, pero incorporando algunas palabras en español.

La segunda pieza, se llamará ‘Kissimmee’ y contará la historia de una familia que “a diferencia de la familia de Nueva York, que ya están establecidos, éstos están en proceso de llegar a Kissimmee, Florida, y enfrentarse al reto de la nueva experiencia.”

‘Black Friday’ será el último filme de la trilogía. Arí Maniel nos cuenta que “esta es la familia que se quedó estancada en la Isla, sumergida en el proceso colonial económico de Puerto Rico. La trama seguirá un día en la vida de esta familia, que está tratando de ser la primera en la fila del viernes negro. Todo el operativo de la familia para lograrlo; que si lo hiciera con algún otro fin, seríamos un país avanzado, pero usamos nuestras capacidades para servirle al mercado que nos embrutece.”

En resumidas cuentas, ‘Ceño fruncido’ será “tres miradas a la familia puertorriqueña en los procesos de nuestra identidad: la diáspora establecida, la diáspora transitoria, y el que sueña con irse.”

‘The Living Room’ se comenzará a rodar en verano de 2018, y la mayoría de su elenco será ‘Nuyorican’, aunque con algunos actores de la Isla. “Estoy interesado en incluir algún actor puertorriqueño que tenga cierta envergadura en el mercado. Estoy tratando de integrar de forma orgánica a los puertorriqueños que están en Estados Unidos, a que vengan a Puerto Rico a hacer películas puertorriqueñas.” Al unir a los actores de la diáspora y los de la Isla, Arí Maniel espera que “ese pedigrí que ellos tienen, se integre a nuestro cine.”

El director confiesa que no entiende cómo los puertorriqueños no han podido conectarse con su diáspora, afirmando que el cine puertorriqueño también los debe representar a ellos. Nos explica que al integrar actores puertorriqueños, a actores de envergadura en Estados Unidos – ya sean boricuas, dominicanos, colombianos, cubanos- que entiendan la idiosincrasia caribeña, Puerto Rico podría empujar su cine en relación a su diáspora, y no en desconexión a esta.

Esperamos que esa conexión entre la Isla y la diáspora que tanto sueña Arí Maniel, se logre paulatinamente, pues además de poder representar la diáspora de una manera auténtica en el cine, en esa conexión se encuentra el futuro del cine puertorriqueño. “Nuestra alternativa está en poder sacar del mercado gringo, personas que se puedan integrar a nosotros sin nosotros tener que transformarnos en americanos, y esos son los actores de la diáspora.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s